Asegura su directora Mary Carmen Pusillo que su misión es formar excelentes profesionales para el área de la peluquería y la belleza.

 “Insistimos sembrar en los alumnos valores éticos en el ejercicio de la profesión”. Este año se abrieron en ANPI oportunidades de estudios y actualizaciones directas en los salones de belleza

La Academia ANPI concluye sus actividades por este 2017 haciendo un balance en torno al alcance de sus metas y programas, y nos comentan que lograron dar cumplimiento a su principal misión que no es otra sino graduar excelentes profesionales para laborar en el sector de la peluquería y la belleza en Venezuela y más allá de sus fronteras.

“En honor a la verdad y con ello no estoy inventando nada nuevo, este ha sido un año muy difícil, pero siempre digo que hay que levantarse por encima de las dificultades para avanzar y en ese sentido la Academia Nacional de Peluquería Integral este año que termina cumplió con su programación destinada a educar y formar a todas aquellas personas interesadas en ser los mejores profesionales en el área de la peluquería y la belleza en cualquier parte del mundo”.

Mary Carmen es una profesional con más de 35 años de experiencia en la peluquería que ha trabajado como creadora de estilos, gestionando la administración de sus propios salones, a la vez que abrazó la acción educativa fundando espacios para tal fin, pues siempre le gustó transmitir sus conocimientos a las nuevas generaciones de estilistas, de allí que animó el proyecto de la Academia ANPI junto a los profesionales que forman parte del equipo: María de los Ángeles Alvarado y  Jorge Johel Hernández.

“Te puedo decir con toda autoridad que tengo un ideal del profesional de la peluquería y la belleza. Se debe trabajar con responsabilidad en un salón porque he vivido en carne propia todas las responsabilidades que se asumen al decir que se es peluquera, luego estilista creadora de imagen, propietaria de salones y llegar a formar peluqueros para tu equipo. También poner en marcha una Academia de primer nivel como ANPI. Esto se dice fácil sin embargo no lo ha sido, aunque los resultados te compensan ampliamente”.

Durante este año también se han dedicado a que las personas que pasan por las aulas de ANPI aprendan el arte y la técnica en las profesiones que allí se estudian  en todas sus dimensiones, así como ejercerlas con la responsabilidad que implica ser peluquero, maquillista o técnico en uñas. Hay que trabajar con ética. “Insistimos en sembrar en nuestros alumnos los valores de la ética en esta profesión, con la seguridad que alcanzarán sus metas en la vida siendo respetados en todo momento”.

Para finalizar sus declaraciones Mary Carmen Pusillo quiso enviar un mensaje de esperanza y fe a todos sus colegas, a los profesores, personal administrativo y auxiliar de la Academia ANPI, alumnos y exalumnos: “Creemos en una Venezuela de progreso en donde todos la ayudemos a salir adelante donde quiera que nos toque trabajar, vamos a celebrar las fiestas navideñas y de fin de año porque lo merecemos. Feliz Navidad y un nuevo año próspero para todos son mis sinceros deseos”.