Tener un cabello hermoso e  hidratado es el deseo de todas, ya lo hemos dicho anteriormente en Remedios naturales para un cabello sano. Así que nos dedicaremos hoy a conocer como realizar nuestros deseos, conoceremos algunos tips, trucos y recetas para lograr una cabellera sana y envidiable.

Por: Pilar Acosta Rivero

El cabello es fundamental en la belleza humana. Por eso cuando luce sin brillo, frágil y reseco es muy notorio y pide a gritos que hagas algo para solucionarlo. En ese sentido es importante que le prestes atención y lo llenes de los nutrientes que necesita para que se regenere. Ciertos remedios naturales pueden ayudarte a hidratarlo y a combatir las puntas  abiertas, así que sigue estas recetas para hidratar tu cabello y evita que luzca maltratado y opaco.

Tabla de tipos de cabello que muestra todos los tipos y etiquetados. Las mujeres con diferentes tipos como recta ondulada rizada rizada.

Nuestro tipo de cabello

Los cabellos humanos pueden ser de diferentes tipos dependiendo del nivel de grasa que encontremos en ellos: seco, grasos o normales. Así serán entonces los remedios naturales que podamos usar para cuidarlos y mantenerlos hermosos por mucho tiempo.

Cabellos secos

Cuando hablamos de pelos secos nos estamos refiriendo al cabello que luce opaco y es difícil de manejar después de su lavado. Por lo general tiene puntas secas y quebradizas. Por ello requiere de mucho cuidado y nutrición.

Remedios

  • Añadir dos cucharadas de harina de garbanzos a una taza de leche de coco.
  • Aplicar en el cuero cabelludo y masajear suavemente.
  • Se debe enjuagar a los 5 minutos
  • El método se realiza una vez a la semana y es muy eficaz para combatir la resequedad del
  • Cabello.
  • Mezclar una cucharada de aceite de lavanda y una de aceite de coco y calentar por unos segundos.  Aplicar al cabello de noche y lavar a la mañana siguiente.

Debe seguirse este remedio dos veces a la semana para conseguir cabellos suaves y brillantes.

  • Masajear con suavidad el cuero cabelludo con aceite de almendra tibio o en su lugar aceite de oliva.
  • Seguir una dieta rica en zinc, pues la carencia de este mineral es uno de los elementos que provoca la resequedad del cabello.

Cabellos grasos

Cuando hay exceso de segregación de grasa por las glándulas sebáceas, es frecuente que  se produzca  un cabello graso.  Este tipo de pelo luce maravilloso después de ser lavado, más después de uno o dos días se torna pegajoso. Está más vulnerable a la suciedad y el polvo. Por tanto debe  lavarse cada dos o tres días.

Remedios

  • El remedio de este tipo de cabello, es lavarlo frecuentemente con champús suaves.
  • Mesclar una cucharada de gel de aloe vera y una cucharada de jugo de limón y realizar enjuagues regulares con este compuesto.
  • Aplicar un puré de zanahoria por 5 minutos y luego enjuagar con abundante agua tibia.

 

Cabellos normales

Pueden ser manejados con mucha facilidad y no requieren de mucha atención. Lo más imprescindible es mantener una dieta balanceada y saludable.

Remedios

  • Aplicar aceite de pepino por 15 minutos antes de lavar el cabello, lo que dará brillo y abundancia.
  • Si se lava periódicamente el pelo con vinagre blanco se obtendrá una apariencia muy saludable y suavidad.
  • Es muy beneficioso tomar un jugo de lechuga y espinaca.

Recuerda que todos estos remedios dependen de la naturaleza de tu cabello y que realizados de manera regular disfrutaras de un cabello sano y mucho más hermoso.

Cabello encrespado

La humedad y el cabello no son los mejores amigos, es una verdad universal. Pero si para ti es un problema habitual, no desesperes, con los ingredientes que tienes en tu cocina puedes combatirlo.

Sólo necesitaras:

  • Miel
  • Aceite de oliva

La miel es un tratamiento muy útil por sus propiedades naturales. Es muy nutritiva y se utiliza mucho en recetas revitalizantes. Aplica la mescla sobre tu cabello, sin frotar, y déjalo actuar  de 15 a 20 minutos y enjuágala posteriormente.

Cabello quebradizo

El secador, las planchas, los productos químicos… intentar lucir nuestra mejor versión a veces puede jugar malas pasadas y debilitar el cabello.

Otra de las causas principales, de que se caiga el cabello a pedazos es el estrés. También se puede deber a factores hereditarios y a una mala alimentación.

Fabuloso y delicioso aguacate

Este fruto es muy eficaz para tratar el cabello seco y quebradizo al aportar grasas buenas y vitaminas antioxidantes, la cual frenan el envejecimiento celular. Además estos componentes refuerzan la queratina (proteína estructural fibrosa, componente principal del pelo) en los folículos pilosos y ayuda a cerrar las puntas abiertas.

Dando como resultado una melena hidratada y saludable.

Ingredientes:

  • Un aguacate
  • Miel de abeja
  • Aceite de oliva

¿Cómo lo hago?

Extraes la pulpa del aguacate y aplástala para crear un puré. Añade el aceite y la miel.

Ahora humedece un poco el cabello y extiende la mescla desde la raíz hasta la punta con las yemas de los dedos.

Coloca una gorra de baño para no mancharte y evitar que escurra.

Deja actuar por 25 minutos, por último enjuaga y lava el cabello con champú

Repite una o dos veces por semana.

Té verde

Está planta tiene diferentes antioxidantes que estimulan el crecimiento y le da fuerza al cabello.

  • Haz una infusión de té verde y déjala enfriar.
  • Ya en la ducha, aplícala después de lavarte el pelo con champú.
  • Repite el proceso dos veces a la semana.

 

Cuéntanos cuál de los remedios es el más indicado para tu tipo de cabello.

Comparte con nosotras cómo te fue.