Tras la revelación de la nueva campaña de color 2017 – 2018 de American Perfect, el team artístico de la marca comienza a revelar cómo lograron los trabajos de color y cuál fue la fórmula utilizada para lograr esos acabados perfectos.

Este año, American Perfect ha desarrollado un comercial que incluye, como es costumbre, no sólo su propuesta de color sino también la participación de los estilistas que están detrás de cada trabajo. En esta oportunidad, Tito Olmos, estilista que usualmente desarrolla la propuesta de la familia de tonos especiales de American Perfect, nos comparte cómo fue su experiencia.

     ¿Cómo empezaste tu carrera? ¿Cuántos años tienes en la profesión? ¿Cómo te iniciaste?

Mi carrera la inicié en Maracaibo, mi ciudad natal, cuando tenía 19 años de edad. Tenía la inquietud de iniciarme en este mundo por ser un tema que viene de familia. Mi abuelo era barbero, un tío también y mi mamá como pasatiempo hacía peinados y cortaba cabello, entonces era un plan familiar. Luego en mi etapa de adolescencia yo quería verme con un corte de cabello mejor y ya mis parientes no eran tan profesionales como yo quería para mi corte. Fue entonces cuando tomé la iniciativa de experimentar, confieso que más por curiosidad que por amor a la profesión, y sobre todo por aprender porque siempre he sido una persona que se preocupa por ver mucho más allá de lo que tiene frente a sus ojos. Me fui iniciando poco a poco, evidentemente algunos quedaban como dicen por ahí “trasquilados” (risas) pero la práctica me fue dando un mejor resultado. Desde entonces, han transcurrido 25 años en la profesión.

     Te tocó desarrollar el trabajo de la familia de tonos especiales de American Perfect, ¿Significó un reto? ¿Por qué?

Mira, cada trabajo para mí es un reto, así sea la clienta que se hace un color uniforme, que no tenga mucha complejidad, siempre es un reto porque es importante saber y tener en cuenta que el cabello siempre nos reacciona de una manera diferente.

Desarrollar un tono especial para la campaña es un reto aún mucho mayor porque siempre tenemos que tener una base de color que nos permita mostrar el tono especial, en este caso tuvimos que decolorar a un nivel bastante alto para poder mostrar el tono fantasía que quisimos exhibir.

     ¿Cómo es el proceso para definir la fórmula, la técnica y todo lo que involucra este trabajo? ¿Lo haces sólo?

En American Perfect siempre trabajamos en equipo junto con nuestra jefe Carolina Álvarez, el equipo técnico de color, mercadeo y en conversación con la persona que va a realizar el trabajo, en este caso conmigo. Buscamos siempre llegar a un acuerdo sobre el color que queremos mostrar.

     ¿Por qué azul?

Queríamos mostrar un tono de la familia de los tonos especiales de American Perfect  y el azul se encuentra en boga y está dentro de los tonos de moda para el 2018; adicionalmente, la tonalidad azul sobre el cabello de la modelo daría  un excelente  contraste con la piel y sus facciones. Mostrar un tono azul en un cabello largo era un reto dado a que había que decolorar completamente el cabello pero de la mano de American Blonde y American Perfect el resultado fue increíble.

     ¿Qué tono tenía tu modelo inicialmente? ¿Costó mucho trabajo llevarla al tono deseado?

No fue difícil porque afortunadamente la modelo tenía el 80% de su cabello en tono natural en una altura 6. Tenía en los largos y puntas un tono 6 de adición de color más unos reflejos e hicimos la decoloración con suma cautela llevando el control de mantenimiento de la estructura del cabello. Algunas zonas si tuvimos que decolorar dos veces pero logramos el color ideal para aplicar el tono azul.

     ¿Cómo lograste ese tono azul con tu modelo?

En American Perfect siempre trabajamos en equipo. En este caso, el equipo técnico hace pruebas de color para llegar al tono que queremos basándonos en las tonalidades reflejo que tenemos en la carta American Perfect y en los tonos especiales,  se comienzan a hacer pruebas sobre mechones decolorados para ver cuál nos da el resultado más cercano a lo que queremos lograr. Se hicieron pruebas con varios tintes con reflejo 8 (azul) y tomamos la decisión de los tonos que usamos.

Una vez decidido el tono, se inicia la decoloración, hay que decolorar a un nivel 10 si es posible, porque recuerden que si el cabello está muy dorado, al aplicar la tonalidad azul resulta ser verde, por lo que tenemos que elevar a un nivel máximo la decoloración para que el azul nos quede completamente uniforme. Eso sí, intensificar con un tono de la familia American Perfect más un tono especial para lograr una concentración de pigmentos.

     ¿Qué fue lo primero que te dijo tu modelo cuándo le dijiste que le aplicarías ese tono?

Bueno la cara como todas las modelos, de sorprendida (risas). Pero lo aceptó porque ella estaba dispuesta y asumió el reto de llevar un color fantasía y eso es lo mejor que uno puede encontrar en una modelo o en una cliente, la disposición para aceptar una sugerencia de color.

     Te hemos visto trabajar varias veces con esta familia de tonos ¿Es tu favorita?

Digamos que sí, aunque te confieso que los rubios de American Perfect los uso muchísimo pero también uso mucho los tonos que tienen reflejo, por ejemplo, el reflejo violeta que tiene el 0/66 de la familia de los tonos especiales, uso el 0/11, el 0/88,etc. Los uso muchísimo porque tengo clientas muy arriesgadas, muy atrevidas y siempre me piden llevar los cambios de color a colores extremos, por lo que los uso bastante y tengo muy buen dominio sobre ellos. Siempre le adiciono un poco más de pigmento a cualquier color cuando quiero saturar o lograr un matiz diferente dependiendo de la reacción de aclaración que me dé el cabello.

     American Perfect los ha incluido siempre como artistas del comercial ¿Cómo te sentiste esta vez?

American Perfect siempre nos ha involucrado mucho, este año se decidió realizar una propuesta más internacional, porque la marca lo ameritaba. Me sentí súper bien, siento que fui yo, que fui bastante natural, porque aunque tengamos la experiencia de pararnos frente a una cámara durante muchos años, siempre existe el miedo escénico, pero en este caso, era una grabación y sabíamos que si había margen de error, tendríamos una oportunidad para corregirlo.

La experiencia fue bastante divertida, agradable y agotadora porque fueron muchas horas de trabajo de preparación de modelos y de grabación pero estábamos ahí al pie del cañón para dar lo mejor de nosotros.

     ¿Cómo fue la experiencia antes, durante y después del comercial?

Es un trabajo bastante arduo, es admirable ver el equipo de trabajo que está detrás del comercial, vemos a 3 o 4 decenas de personas trabajando utilería, vestuario, maquillaje, cámaras, luces, en fin es impresionante ver todo el proceso. El proceso es agotador pero es gratificante, es satisfactorio ver que todo fluye.

Los días previos al comercial siempre hay mucha presión porque está la expectativa de ver cómo te va a resultar el trabajo, de ver cómo va a reaccionar el cabello de la modelo, cada cabello reacciona diferente, por lo que uno piensa en los pro y en los contra buscando preparase para cualquier escenario. La preparación del cabello, aunque tengamos una sola modelo cada uno, es súper agotadora, podemos estar de 8 a 10 horas trabajando porque lo hacemos con minuciosa calma y tranquilidad para que todo fluya.

Es importante tener una buena disposición y buen estado de ánimo para que todo fluya porque la energía que puedes transmitirle a la modelo y al equipo de trabajo hace que todo salga bien.

     ¿Qué fue lo que más te gustó de todo el proyecto?

Mira… voy a caer de presuntuoso (risas). Lo que más me gustó fue mi modelo, porque es un contraste bastante llamativo y atractivo. En verdad, todos los trabajos quedaron muy bellos, me gusta que hay una diversidad de colores, hay un contraste bastante notorio. Mi modelo porque es muy vanguardista, la tonalidad, además ver una chica de rasgos asiáticos con el cabello azul es bastante impactante, sobre todo en este país donde la gente está acostumbrada a ver cosas muy clásicas y tradicionales pero la juventud está abierta a cosas nuevas.

Me gustó muchísimo que esta nueva campaña es muy fresca, transmite mucho, es muy internacional, no parece un producto hecho en Venezuela pero es hecho en Venezuela que es lo más importante.

     ¿Qué fue lo más difícil de toda la campaña?

Las horas de espera… Digo las horas de espera porque alimentas la ansiedad mientras estás trabajando sobre cómo va a resultar , mientras estás grabando sobre cómo vas a hacer una cosa u otra, cómo moverte, qué decir y luego esperar el resultado final del comercial, la campaña, las fotografías, para ver el producto final de todo el esfuerzo del trabajo en equipo.

     ¿Cómo describirías a American Perfect?

American Perfect es una empresa como el Arca de Noé, porque en tiempos difíciles del país American Perfect los ha acobijado a todos, American Perfect nació en un momento muy difícil para Venezuela y para la peluquería, en donde había mucho déficit de productos de coloración y yo recuerdo que formando parte del Team Artístico desde el principio, yo le decía a la gerencia de la compañía: Es propicio el momento para abrazar al mercado venezolano y así ha sido. American Perfect le ha dado mucho apoyo a todos los peluqueros de Venezuela y ha sido recíproco porque hemos tenido apoyo de todo el país y hoy en día es una marca que está liderizando el mercado venezolano en cuanto a coloración.

American Perfect es una empresa que está pendiente de aclarar dudas, de satisfacer las necesidades del mercado, de sus  clientes y lo más importante es el acompañamiento y seguimiento que le ofrecen a los estilistas venezolanos a través de su programa de educación. American Perfect brinda ese apoyo para crecer en el conocimiento del producto y como profesionales de la belleza

¿Qué cualidades del equipo de American Perfect consideras que fueron clave para llevar a cabo este proyecto?

El trabajo en equipo es una cualidad que nos caracteriza porque siempre estamos dispuestos a ayudarnos el uno al otro. Otra cosa importante es que cada uno acepta el consejo o la ayuda que el otro le pueda brindar, eso es importantísimo porque nacimos en equipo y crecemos en equipo. Siempre intercambiamos ideas, conocimientos y opiniones. En esta campaña hubo mucha complicidad en ese sentido, hubo mucha ayuda, aceptación de críticas constructivas y humildad.

Un mensaje que quieras compartir

A todos mis colegas de todo el país y a los que nos leen, nos ven y nos siguen a través de nuestras redes sociales, es importante seguir aprendiendo, nunca dejamos de aprender en ninguna profesión, siempre debemos estar actualizados porque los clientes demandan cosas nuevas. American Perfect está dispuesta a ayudar a todos los profesionales de la belleza del país y sobre todo te brinda las herramientas, en tus manos las tienes para poder crear y diseñar maravillas en cuanto a color se refiere.

Gerencia Mercadeo American Professionals,C.A