Con esta medida se podrían salvar el 50% de las empresas y de los empleos del sector que están en riesgo. Dar aire a un sector que lo está pasando realmente mal ante la situación generada por la pandemia”. Para aplicar esta medida no existe problema europeo para la rebaja del impuesto, ya que la Directiva Europea prevé el IVA reducido para las peluquerías y este tipo de establecimientos. Esta es una situación límite del sector, que ha visto reducida su recaudación en torno a un 35%, lo que ha supuesto pérdidas económicas de más de 140 millones de euros y la destrucción de más de 50.000 empleos.

Antonio Silván, senador del Partido Popular por León, ha explicado que la moción del PP ha sido aprobada con el apoyo de todos los grupos de la Cámara, menos la abstención del PSOE.

La moción, defendida por la senadora gallega Elena Muñoz, fue aprobada en la Comisión de Hacienda para “aplicar el tipo reducido de IVA del 10% a los servicios de peluquería, barbería y centros de estética”, una iniciativa para “reconocer el esfuerzo que realizaron desde el sector, estuvieron ahí cuando les necesitaron y se lo pidió el Gobierno; y ahora que ellos nos necesitan, es nuestra obligación ponernos de su lado”.

La mayoría de los puestos de trabajo que se han perdido en este sector son de mujeres jóvenes. Desde el Consejo Nacional de Empresas de Peluquería y Estética de España (Conepe) aseguran que el 58% de las empresas del sector a nivel nacional (cerca de 50.000) no podrían sobrevivir más allá de seis meses.

El sector espera que se termine próximamente con la “injusticia histórica” que supone la aplicación de un IVA del 21 % a un sector esencial como es el de las peluquerías y centros de estética.